Ministerio Internacional Casa de Santidad

Hoy hablaremos acerca de un hábito que jamás pensaste te pudiera perjudicar, ¿acostumbras recapitular todo tu día?¿en las noches no puedes dormir por la angustia de haber cometido un error? ¿le das vueltas y vueltas a las pláticas y discusiones?, en otras palabras, ¿“piensas demasiado”?

 

Pensando…

 

Autor: Vane D´Bru

Hoy hablaremos acerca de un hábito que jamás pensaste te pudiera perjudicar, ¿acostumbras recapitular todo tu día?¿en las noches no puedes dormir por la angustia de haber cometido un error? ¿le das vueltas y vueltas a las pláticas y discusiones?, en otras palabras, ¿“piensas demasiado”?

Te tengo una noticia, no importa sí eres hombre o mujer, esta costumbre te impide desarrollar una vida satisfactoria.

pensando_salud_biblia_dios

No es que pensar sea malo, el problema radica en darle vueltas a nuestros pensamientos inútilmente produciendo sentimientos negativos, partiendo de una pequeña idea o problema, que genera más y más preguntas, nuevas relaciones de ideas, generando pensamientos negativos que se expanden y terminan por apoderarse de nuestra mente.

Después de este desgaste, lejos de encontrar repuestas o soluciones quedamos en un callejón sin salida, presos de sentimientos de victimismo, ansiedad y depresión.

Un pensamiento constructivo y creativo, te da soluciones, nunca es demasiado, ya que se detiene al final del proceso y con una sensación satisfactoria; por el contrario, el pensamiento excesivo afecta a nuestra capacidad para obtener respuestas y soluciones a nuestros problemas, nos bloquea en una posición repetitiva que aleja a nuestras amistades y familiares, que además puede arruinar nuestra salud física y emocional.

pensando_salud

Es importante que detectes desde dónde estas viendo las cosas, si las vez desde el punto del ego y la vanidad, tendrás las consecuencias que ya mencionamos, ¿por qué?, primero que nada, nadie, absolutamente nadie es perfecto, por lo que todos podemos fallar, así que si cometiste un error y te diste cuenta de ello, acéptalo, ¿perjudicaste a alguien? Discúlpate, y sigue adelante. ¿Te fallaron? Perdona, ¿es un problema sin solución? Entonces no es un problema, ya está concluido y no puedes hacer nada para cambiarlo. ¿Es una situación familiar? Entrégala a Dios, tú no puedes pretender ocupar su lugar, pero si puedes orar, para que te de sabiduría para hablar y actuar.

Ahora bien, observa de qué llenas tu mente, ¿en qué la ocupas? Filipenses 4:8 es muy específico para analizarte y corregirte, a su letra dice: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad“.

pensando

Jesús dijo algo muy interesante acerca del origen de los pensamientos y sus consecuencias, “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” (Mateo 15:19); analízate, la Escritura siempre nos va a llevar a observarnos, es el mejor espejo para conocer tu condición, nunca olvides esto.

La escritura también dice: “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.” Isaias 26:3

0 comentarios

Aun no hay comentarios

No hay comentarios por el momento, ¿quieres agregar uno?

ESCRIBE TU COMENTARIO

ESCRIBE TU COMENTARIO