Ministerio Internacional Casa de Santidad

Traidor es una palabra fuerte y en la vida cotidiana la usamos con muy poca frecuencia ya que tiene un significado muy profundo y una gran angustia emocional.

 

El Dolor de la Traición

 

Por: pastor Igor Tsiba / Rusia

En este articulo vamos a encontrar las respuestas a las siguientes preguntas:

– ¿Que es una traición?
– ¿A quién se define como un traidor?
– ¿Cómo tratar con el que nos ha traicionado?
– ¿Se puede perdonar una traición?

Entonces ¿Que es una traición?

Cuando te engañan en una tienda cobrando mas de lo debido, puedes pensar, “Ni modo, tal vez necesitaba mas”. También puedes enojarte y hacer un escandalo que te han robado lo que haz ganado trabajando muy duro. En ninguno de los dos casos vas a experimentar el dolor emocional de una traición y en un tiempo corto se te va olvidar el incidente.

Si fuiste un empleado fiel de alguna empresa y te corren del trabajo sin pagar tu liquidación, vas a sentir coraje, frustración e impotencia, vas a pelear para recuperar lo que es tuyo pero no vas a considerar, ni sentir que te han traicionado.

Pero si tu empezaste una empresa con un amigo cercano o con un familiar, juntos hicieron planes, juntos trabajaron, pero de repente te das cuenta que tu amigo o tu familiar esta adulterando los números de la contabilidad para robar tu ganancia y al mismo tiempo sigue abrazándote, sigue llegando a tu casa, vas a sentir un golpe de traición. Traicionan los tuyos, los cercanos, ya que los extraños no pueden traicionar. ¿Por que? Por que no hemos confiado en ellos, no hemos abierto el corazón ante ellos, no hemos compartido nuestros secretos con ellos, no los hemos considerado como parte importante de nuestras vidas.

La tracción viene de la gente en cual confiamos, la que permitimos que forme parte de nuestra corazón, a los que consideramos parte importante de nuestra vida. Traicionan solo en los que hemos confiado y son parte de nosotros. El hecho de traicionar, no se puede comprender, ya que no se comprende como la gente cercana te vende por alguna razón que les conviene; ya que si no fuera así, no seria una traición.

La traición es un dolor en el que no hay resentimiento, ya que el amor a la persona que traiciono, no le da lugar al enojo, porque es un desperdicio de energía. La traición es solo un dolor profundo, punzante, el que parece no tiene remedio; es cuando tu corazón se convierte en una herida ardiente!

Tu estuviste compartiendo con esa persona todo tu mundo, compartiendo un plato de comida, haciendo los planes y teniendo las mismas esperanzas, pero la persona lo destruyo todo. No estamos hablando de un error que siempre se puede perdonar rápido. Aquí se trata de un beneficio vanal. Esta es una traición. Y no es la cantidad de dinero ya que no se trata de eso. Siempre hay un precio de la traición, un beneficio de la persona que traiciona, ya que sabe que va recibir algo a cambio.

Pero los beneficios de la traición son siempre inferiores a los valores, los ideales y las creencias traicionadas. Traición es un pecado muy dañino. Judas Iscariote era un traidor.

Jesús le dijo: El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos”. Juan 13:10 (LBLA)

Judas que era uno de los doce, y esto agrava su acción, cuando el número de los discípulos según el libro de los Hechos aumentaba, no es de extrañar que entre ellos habían los que eran una vergüenza y un desastre para la Iglesia, como Ananías y Safira, o Simón el mago, por ejemplo. Sin embargo, cuando el Mesías sólo tenía doce discípulos y uno de ellos resultó ser un traidor, nos damos cuenta de que no podemos esperar que una sociedad sea perfecta en la tierra, ni siquiera en la Iglesia.

Ni votos, ni el deber, ni un acercamiento especial al Señor, protegerá a alguien que está abierto para las trampas del diablo.

Entonces uno de los doce, llamado Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, 15 y dijo: ¿Qué estáis dispuestos a darme para que yo os lo entregue? Y ellos le pesaron treinta piezas de plata. 16 Y desde entonces buscaba una oportunidad para entregarle”. Mateo 26:14-16 (LBLA)

Ellos no lo buscaron, no le hicieron ninguna oferta, ellos no tenían ni idea de que uno de sus discípulos podía ser un traidor.

¿Qué están dispuestos a darme para que yo lo entregue?” ¿Que te hace falta, Judas? ¿comida, vestido o algo mas? ¿Que necesitas que Dios no te pueda proveer? Pero el no traiciono por que le hacia falta el dinero, sino por amor al dinero. El amor al dinero es la raíz de todo mal. El amor a los intereses propios nos convierte en traidores. El traidor de Jesús no era una persona pobre, rechazada y necesitada, sino uno de los doce, al que Jesús le confió la caja de dinero. El Señor fue entregado por uno de los suyos, por uno de confianza. La traición sucede cuando alguien aprovecha la confianza de otra persona tratándola, no como un fin, sino como un medio de sus propios beneficios.

Y los jefes de los sacerdotes hacen un trato con él, le asignaron treinta piezas de plata – el precio de un esclavo, así valoraron a Cristo, así lo vendió Judas.

Hay cuatro compañeros fieles de la traición:

1. Hipocresía – actuar un papel

La hipocresía se expresa en la adulación y el servilismo. Hipócrita es uno “que finge sentimientos o cualidades que, en realidad, contradicen lo que verdaderamente siente o piensa. El concepto de hipocresía proviene de un vocablo griego que hace referencia a la función de desempeñar un papel, de actuar. Se crea la ilusión de las relaciones de amistad”. “La hipocresía contempla dos acciones que deben combinarse, la simulación y el disimulo. La primera consiste en mostrar lo que se desea que se vea; mientras que la segunda consiste en ocultar aquello que no se desea que sea conocido por el entorno ”.

2. Astucia – intriga, plan oculto

“Alguien astuto es una persona hábil para engañar o para evitar un engaño, o que tiene la capacidad para lograr un fin de manera elavorada” . Se preparan varias trampas para las personas que confían en la palabra de un traidor.

Una palabra, para una persona, es un instrumento de la expresión de la realidad y de la verdad. Para un traidor es un medio para la intriga o para lograr un beneficio.

3. Engaño es la disposición a renunciar a todo por el bien de la ganancia. Proporciona un escape de salir de una situación incomoda e inconveniente, sin tener que enfrentar las consecuencias.

4. Venganza, es el deseo que todos los que actuaron contra mi, sufran un severo castigo.

Entre la humanidad y el beneficio imaginario, el traidor siempre selecciona el beneficio propio. Para un traidor, su propio egoísmo y sus problemas son más importantes que el mundo entero o la vida misma.

La traición, es el rechazo de la propia esencia divina. La base de la traición esta hecha por las fuerzas de la oscuridad, de la destrucción, por lo que la traición es una de las condiciones más peligrosas y mortales. De hecho, el egoísmo mismo se construye sobre la traición o en rechazo de la naturaleza divina en nosotros mismos, es el rechazo del amor de Dios.

La traición es un engaño en respuesta a la confianza, el odio en respuesta al amor. La traición empieza dentro del hombre y posteriormente se manifiesta en el exterior, como un escape o una huida del campo de batalla.

La traición destruye toda la dignidad de la persona, es una marca negra que te quita toda la paz. La falta de confianza en este tipo de personas, no nos permite, depositar en ellos asuntos serios ya que seguramente nos traicionarán mas tarde o mas temprano. Confiar en ellos, es como dar el control de un avión a un adicto.

Sobre las causas que crean la base de la traición:

1. La pasividad impide el avance sobre la ruta elegida y/o para hacer frente a las tareas requeridas. Las personas pasivas sólo escuchan sin actuar, la pasividad crea incertidumbre e inseguridad en la elección del camino de la vida.
2. El deslinde de responsabilidad
por los actos cometidos o por los compromisos no cumplidos, sobre las circunstancias, otras personas, las enfermedades, el clima y otros impedimentos. El hombre deja de tomar responsabilidad por el cumplimiento de las tareas que se había propuesto, este tipo de personas con facilidad inician algo pero inmediatamente dejan de hacerlo. Por eso no avanzan, no progresan, no crecen y no mejoran su calidad de vida; al mismo tiempo perdonan sus debilidades y con mucha facilidad evitan sentir alguna carga o responsabilidad.
3. El sentido de superioridad sobre los demás. Este tipo de personas quieren ser distinguidas y altamente valoradas, si esto no sucede o si alguien se atreve a criticarlas, se sienten muy ofendidas y buscan la forma de vengarse, comenzando un flujo de negatividad.
4. Orientación hacia los malos hábitos y estereotipos.
Esto produce un entendimiento torcido de la realidad, ya que en una situación normal se adelanta a los hechos, en primer lugar digo cualquier cosa, luego pienso. La persona que actúa así, se cansa y se quiere rendir, ya que todo le resulta muy complicado y confuso.
5. Sufrimientos acumulados, estos causan una sensación de depresión, inferioridad, remordimiento y una gran auto lástima. Estos estados de auto desprecio le dominan constantemente y agotan sus fuerzas rápidamente, como resultado; el creciente temor le conduce a acciones desesperadas.

Acerca de la traición en la iglesia

Por lo general, un traidor a la Iglesia trata de ocupar una posición más honorable y dominante. La base de esto es la ambición, y el instrumento es la competencia, gracias a la cual se dirige a su meta sin importar como. En el peor de los casos, la traición, es una traición a los demás hermanos en la fe; en ese caso, el traidor utiliza la confianza y vulnerabilidad de los hermanos.

Nunca toma en serio el camino espiritual, siempre espera una versión ligera y excepcional, un futuro traidor se siente engañado cuando las dificultades y retos le traspasan el camino. Él comienza a mostrar resentimiento, que esta convirtiéndose gradualmente en indignación, en el traidor desaparece la sinceridad, se pierden las relaciones humanas con sus compañeros, ministros y las reclamaciones y acusaciones van en aumento, de esa forma él atrae toda la atención a sí mismo. Él involucra sus antiguos amigos en el proceso de justificación y explicación de sus disgustos, los cuales se convierten en la fuente de las declaraciones perversas.

Cuando la gente traiciona se tiene que justificar en frente de los demás, porque en cualquier comunidad, la traición se ve como algo negativo. Admitir su propia traición es difícil, por eso los traicioneros inventan, mienten y se muestran como victimas, ahí es donde se origina la boca perversa y la distorsión de la verdad.

En las congregaciones los que mas traicionan son los que mas alababan a los ministros. Los que se ilusionan mucho con los ministros, los que los ven como ideales, muy pronto se desilusionan y empiezan a odiarlos, mas intensamente que el ‘amor’ que creían tener por ellos. Frecuentemente el amor se convierte en odio y los que hoy gritan ‘Hosanna’, mañana gritarán “Crucifícalo”.

Los traidores empiezan a ‘analizar’ y a ‘poner en juicio’ cada palabra, ponen en duda todo lo que se dice, propone aunque nunca dice nada directo al pastor, solo busca el oído para esparcir el veneno del cual esta lleno su mundo interior. Obviamente, a estas alturas, el traidor ya deja de escuchar la voz del Espíritu Santo y de su propia conciencia.

La falsedad e insinceridad son cada vez más gtandes para enmascarar el egoísmo, se hace muy difícil para el traidor permanecer en el equipo de sus antiguos asociados. En el equipo donde las personas están unidos por una causa común, el traidor se asegurará de culpar a todos. El resultado es desaparecer sin explicar nada al Pastor, ya que en ese momento, lo único que le controla es su cobardía. Usando la confianza de otros, va a intentar jalar a la gente que están de acuerdo con el.

Esa persona, ya que no admite su egoísmo, no quiere crecer y salir de su zona de confort, tampoco quiere ser contable a nadie en su carácter y acciones, sigue irritándose dentro de si mismo, por que no ve cambios y no ve su crecimiento espiritual. No recibiendo los resultados esperados, empieza a expresar la desconfianza al pastor

– Por lo general, de manera indirecta, se involucra en la critica y en la condenación de todos los que puede. Los traidores siempre están buscando el apoyo de la gente, para justificarse, encuentran su público con el fin de ganar la simpatía, para encontrar comprensión y apoyo.

Absalón iba en contra de su padre, y sin embargo, incluso él encontró partidarios que no tuvieron discernimiento de lo que estaba haciendo mal. El apóstol Pablo se preocupaba por que los engañadores, se llevaban a la gente con ellos, el pueblo es engañado por las personas.

Los que escuchan al traidor y se quedan en silencio, se convierten en cómplices de la traición, luego el traidor entra en el espacio donde no hay sentido por la vida, se estrecha su circulo de intereses, pierde su gozo aunque puede mostrar una alegría simulada, decir y pensar que todos están bien con el, sin embargo, en un sentido sigue sintiendo la pérdida de algo importante; lo que era la razón de vivir y el anhelo de recuperar lo perdido no se puede apagar.

En este fenómeno de “traición“, podemos estar en ambos lados de la valla. Podemos ser traidores de la amistad, del amor y de la fe, y podemos ser víctimas de la traición.

Si cometimos traición, necesitamos:

– Reconocer que es pecado y que el hecho de la traición interrumpió nuestra comunicación con Dios;
– Arrepentirse pidiendo misericordia de Dios;
– Fijarse en tu camino, buscando el momento cuando la razón de la traición se convirtió en algo mas importante para ti que la salvación y la cercanía con Dios.

Tal vez fue tu falta de deseo para cambiar tu forma de vida, dejar alguna dependencia material, o tal vez fue la influencia de las autoridades, deseo de conquistar a alguna persona o alcanzar una posición… o algún otro motivo… Lo que sea que fue, no intentes verte delante de los demás, mejor de lo que realmente eres. Empieza a cultivar la sinceridad, analiza las situaciones en las cuales perdiste tu sinceridad. Con gozo acepta las pruebas, usándolas para ser mas fuerte, siguiendo el camino de la perfección y del crecimiento espiritual.

Si te han traicionado
No te enojes, no tomes venganza con el traidor, los traidores se castigan a sí mismos y nadie les puede dar un castigo mas fuerte. Porque no hay nada más difícil para un traidor que pasar por encima de su traición, de arrepentirse y aceptar la gracia. Para el, es mucho más fácil, matarse a si mismo ..

Aprende a no medir las traiciones de los demás como algo personal, no lo hacen contra ti, para hacerte daño o lastimarte, este no es su propósito; lo hacen nada mas por sus circunstancias, problemas, intereses, necesidades lo hacen según les conviene, nada mas. Si sentimos dolor por que hemos esperado algo diferente de la persona, si pensábamos que era sincera, solo hay que dejarlo ir ya que es libre de ser como desee – no lo juzgues, no lo condenes. ¿Es difícil?, claro que si, es tan difícil que necesitas ayuda del que continuamente perdona las verdaderas traiciones y apostasías, incluyendo las nuestras.

Aprende a no estar abriendo intencionalmente la herida del corazón, de no estar lentamente convirtiéndola en una úlcera de dolor para recurrir a Dios, quien fue abandonado un número infinito de veces pero que jamás ha traicionado a nadie. Entonces Él, por supuesto nos enseñara como sacar el beneficio para nuestra alma en medio de este problema y dolor.

Y todavía más que eso, como a través de esta traición podemos ser mas como Él y convertirnos, al menos, un poco mas como Él.

0 comentarios

Aun no hay comentarios

No hay comentarios por el momento, ¿quieres agregar uno?

ESCRIBE TU COMENTARIO

ESCRIBE TU COMENTARIO