Ministerio Internacional Casa de Santidad

Discipulado

Discipulado

 

La palabra hebrea para discípulo es תַלְמִיד (talmid – el plural es talmidim), de la raíz למד (lamad), lo que significa “aprender”. En otras palabras, un discípulo es un estudiante, una persona que está aprendiendo continuamente.

Un discípulo es un estudiante de toda la vida de su maestro, en nuestro caso el Se.

Este es nuestro propósito – no es nada más a llevar a la gente a la salvación en Cristo Jesús y convertirlos en cristianos o miembros de una iglesia local. El Ministerio Internacional Casa de Santidad está enfocado en cumplir literalmente La Gran Comisión: HACER DISCIPULOS.

“Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. Mateo 28:18-20

Para poder hacerlo nosotros mismos somos discípulos activos del Mesías. Esto es lo que la palabra “cristiano” o “mesiánico” implica: somos “replicas” de Cristo o de Mesías y por gracia de Dios somos totalmente capaces de vivir, transmitir, comunicar y anunciar el mensaje de nuestro maestro.

Responsabilidades de un discípulo:
1. Apartarse de otros maestros para uno (Cristo Jesús)
2. Aprender las palabras de su maestro (Cristo Jesús)
3. Imitar la conducta de su maestro (Cristo Jesús)
4. Hacer más discípulos

Solamente un verdadero discípulo mantiene relación constante con su maestro, estando apegado a él para que al final de cuentas llegue ser como su maestro. “…más todo discípulo, después de que se ha preparado bien, será como su maestro”. Lucas 6:40

Ministerio Internacional Casa de Santidad ofrece diversos programas de discipulado y está pendiente para proveer ambiente y medios necesarios a modo de que juntos podamos estar desarrollando nuestro caminar con el Señor.
Discipulado-2

casa