Ministerio Internacional Casa de Santidad

Ha conocido a muchos creyentes que un día estaban llenos de pasión por el Señor y Su obra, y de repente se volvieron pasivos, indiferentes e inactivos. Un día estaban calientes, y de repente se volvieron tibios. Aunque usé la frase “de repente”, es evidente que la tibieza no se produce de la noche a la mañana… Para entender como la gente se vuelve tibia, vamos a estudiar el mensaje del Señor a la iglesia en Laodicea.

 

El Tesoro de la Mañana 13: No seas Tibio, parte I

 

0 comentarios

Aun no hay comentarios

No hay comentarios por el momento, ¿quieres agregar uno?

ESCRIBE TU COMENTARIO

ESCRIBE TU COMENTARIO

casa