Ministerio Internacional Casa de Santidad

Judas Iscariote es un personaje de las escrituras muy interesante a estudiar, sobre todo porque fue quien traicionó a nuestro Mesías Yeshua y le entrego.

 

“Un apóstol ladrón. Judas Iscariote”

 

por: hermana ing. Sheila Canul

Judas Iscariote es un personaje de las escrituras muy interesante a estudiar, sobre todo porque fue quien traicionó a nuestro Mesías Yeshua y le entrego.
Vamos analizar la vida de este personaje. Primero que nada en Mateo 10:2 – 4 Nos habla de los 12 apóstoles del Mesías, nos da una lista y en el versículo 4 nos menciona a Judas Iscariote y nos señala que fue el quien entregó al Mesías, después en Lucas 6:16 Nos describe a Judas como el traidor.

Así que según las escrituras vemos que Judas era discípulo del Mesías, fue quien le entregó, fue un traidor y por su nombre podemos saber que era de la cuidad de Karoth, ya que Judas en griego es Ioudas que significa “sea alabado o celebrado” e Iscariote que en griego es Iscarioth y significa habitante de Karioth.

Ya conocemos algunos datos sobre Judas Iscariote, pero hay algo interesante en todo esto. ¿Judas estaba destinado a ser el traidor del Mesías? ¿Qué fue lo que hizo que Judas entregará a Yeshúa?

Las escrituras como siempre nos revelan que la voluntad de nuestro Padre Yejováh es santa y perfecta, por eso vamos a ver qué pasó con Judas y porqué actuó de esta manera.

Juan 13: 2 dice:
Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase

Y Juan 13:26-27 dice:
“Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. 27 Y después del bocado, Satanás entró en él”.

En estas dos porciones vemos que:
1.- Satanás entró en Judas
2.- Satanás puso en el corazón de Judas entregar al Mesías.

A simple vista podemos ver que Judas fue usado por Satanás con este plan contra Yeshúa, pero aquí va lo interesante mis hermanos, Satanás no puede entrar en una persona que anda en obediencia a los mandamientos de Yejováh, dice la palabra: ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial?, No tiene ninguna concordancia es por eso que una persona que anda en obediencia no puede entrar Satanás en él.

Ahora que pasó con Judas que el Enemigo entró en él y puso en su corazón traicionar al Mesías? Pues la misma palabra nos lo revela en Juan 12: 3 – 6 Que Judas era un ladrón, tenía tanto amor al dinero que en Mat 26:14 dice que fue a los principales sacerdotes y pregunto qué le ofrecerían para entregar al Mesías y cuando le ofrecieron dinero sin dudarlo aceptó y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle. La razón por la cual entró Satanás en Judas fue porque andaba en pecado, su amor por el dinero y el robar abrieron las puertas para que el Enemigo pudiera entrar en el, es por eso que en Juan 13:11 Yeshúa cuando lavaba los pies de sus discípulos expreso: “Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos”. Esto indica que Judas Iscariote no estaba limpio, estaba en pecado, así que Satanás no solo uso a Judas Iscariote sino que fue el mismo Judas a través de su pecado quien abrió las puertas para el enemigo entrará. Y finalmente reconociendo que había pecado contra Dios en lugar de arrepentirse fue y se ahorcó Mat 27:3 “Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, 4 diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! 5 Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.”

La Palabra nos muestra que Judas no estaba “destinado” a ser el traidor, fueron sus propias decisiones y su pecado que lo llevaron traicionar al Mesías y como consecuencia la muerte.
Así que mis hermanos Judas Iscariote es un ejemplo para que tengamos mucho cuidado, debemos examinarnos y ver si estamos abriendo puertas por donde el enemigo pueda entrar y apartarnos de nuestro Padre Yejováh y su palabra.

0 comentarios

Aun no hay comentarios

No hay comentarios por el momento, ¿quieres agregar uno?

ESCRIBE TU COMENTARIO

ESCRIBE TU COMENTARIO

casa